Sea Change

Trampas, líneas y redes abandonadas, perdidas y desechadas son una de las mayores amenazas para nuestra vida marina. Una asombrosa cifra de 640.000 toneladas de equipo se queda en nuestros océanos cada año. Ese equipo atrapa, lesiona, mutila y mata anualmente a cientos de miles de ballenas, focas, tortugas y aves.